93 232 10 56 / 964 216 644 / 973 282 005

¿Recuerdas lo que costaba mover el volante de un coche aparcado hace unos años? Había conductores que prácticamente tenían que tirar de él con las dos manos para girarlo. Comparar esa sensación con la de los vehículos actuales, que prácticamente podrías manejar con un dedo, es realmente sorprendente.

La razón por la que ocurre reside en el sistema de dirección que solían utilizar antes los vehículos y en el que emplean ahora. Se ha pasado de una dirección mecánica, que trabaja directamente con la fuerza que hace el conductor, a los modernos sistemas de dirección asistida. Unos dispositivos que nos facilitan mucho la conducción y se consideran uno de los mayores avances alcanzados en la historia de la automoción. Eso sí, no están exentos de problemas.

Los sistemas de dirección asistida son los que nos permiten controlar la trayectoria del vehículo con facilidad. Consisten en un conjunto de mecanismos que trabajan con el objetivo de orientar las ruedas delanteras (o directrices) de tal manera que el conductor pueda controlar la trayectoria del vehículo sin esfuerzo.

En la actualidad, se han impuesto tres tipos de sistemas en el mercado: hidráulicos, electrohidráulicos y exclusivamente eléctricos o electrónicos. Estos últimos ganan cada vez más popularidad porque pesan menos que los otros y su consumo energético es más eficiente.

las principales averías de las direcciones hidráulicas están relacionadas con el líquido de la dirección. De hecho, si nos quedamos sin nivel de este fluido, se podría provocar un grave problema. También es muy importante prestar atención a la pureza del líquido y tener mucho cuidado al rellenarlo, evitando la intrusión de cuerpos extraños. Por estas razones, es clave reemplazar el líquido según las recomendaciones del fabricante.

Los motivos por los que se puede originar una fuga de aceite en estos sistemas son variados. Relacionados con el distribuidor, nos encontramos con juntas tóricas y retenes defectuosos o incluso rotura de este dispositivo. También puede darse defectos en conexiones de tubos, así como en retenes y juntas tóricas del cilindro. Incluso una rotura de la carcasa puede dar lugar a una fuga de aceite. Mantener correctamente el sistema de dirección del vehículo es fundamental para la seguridad. Utilizar productos de calidad y realizar las revisiones cuando indica el libro de mantenimiento del vehículo es lo mejor que puede hacer para mantener todo bajo control.

ENGAR SERVEIS I RECANVIS AUTO S.L. ofrece a sus clientes el servicio de reparación de bombas y cajas de dirección, así como la tubería, para poder dar soluciones a todos los problemas de nuestros clientes. Además, disponemos de todos los tipos de líquidos de dirección, desde un virex hasta Dexron VI. No dude en consultarnos, pues le sorprenderemos.

ENGAR SERVEIS I RECANVIS AUTO S.L. 93.278.89.36 620.096.495