93 232 10 56 / 964 216 644 / 973 282 005

Aser ha puesto en marcha su nueva campaña englobada en “Las 12 causas Aser – Por tu seguridad y el Medio Ambiente” para el mes de diciembre, con la batería como protagonista, un elemento del vehículo con una vida útil de cuatro o cinco años, según los fabricantes. Se trata de un acumulador de energía que proporciona la electricidad requerida para arrancar el motor de combustión.

Asimismo, la batería es la responsable de alimentar a todos los componentes eléctricos, como los faros, alarmas, GPS, la dirección ABD o los sistemas de control de tracción, por nombrar algunos, por lo que de su buen estado depende el correcto funcionamiento de estos elementos.

La elección correcta de la batería y un mantenimiento preventivo de la misma, son dos factores que influyen en su vida útil, lo que hace necesario el paso por el taller.

Para sustituir una batería es necesario ponerse en manos de un profesional mecánico, que dispone de las herramientas de diagnosis especiales para esta labor. Además, se encargará de escoger la más adecuada en función de las prestaciones eléctricas adecuadas, como la capacidad, potencia de arranque en frío, polaridad, etc; teniendo en cuenta además “la tecnología de la batería”.

Los vehículos de propulsiones alternativas requieren de baterías con características especiales que proporcionen ciclos de arranque/carga sin un deterioro prematura. Es importante tener en cuenta, además, que la calidad de los componentes y de los materiales empleados en su fabricación determinan las ventajas y las diferencias entre diversos modelos.

Aser recuerda que el mantenimiento preventivo de este elemento es esencial para garantizar el buen funcionamiento del vehículo, especialmente en los meses más fríos.