93 232 10 56 / 964 216 644 / 973 282 005

Uno de los síntomas más comunes son los ruidos o golpeteos al coger un bache. Si los amortiguadores que lleva equipados nuestro vehículo son de gas o acción doble tanto como si son de aceite o acción simple, suelen venir dados por fugas.  Aunque también podrían deberse a malos ajustes de la suspensión, de las articulaciones o al desgaste de alguno de sus componentes. Podemos clasificarlos en:

  • Sonido de tableteo: propio del desgaste de gomas o de holgura en las mismas, se produce por conducir con una alta elevación del vehículo, como cuando se nivelan mal los neumáticos. También muestra marcas de rosca en el soporte de montaje.
  • Sonido de traqueteo: unido a marcas de desgaste en la columna de suspensión porque los tornillos estén aflojados o viejos o se hayan desgastado las arandelas permitiendo que el cartucho traquetee en la columna.
  • Silbidos: que provienen de las válvulas de amortiguación porque no se ha montado bien la tapa que aísla los ruidos propios del funcionamiento de los amortiguadores.

Lo ideal ante cualquiera de las anomalías comentadas en el artículo, es acudir a un taller para que un profesional realice una comprobación de los distintos elementos que componen los amortiguadores para poder remediar el problema a tiempo.

Si su taller necesita amortiguadores de calidad a precios competitivos, con la máxima garantía que un fabricante de primer equipo como SACHS-BOGE le puede ofrecer, no dude en consultarnos. Le sorprendermos.

 

ENGAR SERVEIS I RECANVIS AUTO S.L. 93.278.89.36